BOCINAZOS, SUDOR Y MOSQUITOS…

//BOCINAZOS, SUDOR Y MOSQUITOS…
­

Project Description

Latinoamerica… ¡ ya estoy en casa !

Son cerca de las las 5 de la mañana en Perú, a donde llegué, anoche procedente de España, sin ninguna novedad. Bueno…sin ninguna novedad y a cuerpo de Rey ( en primera clase, por esas cosas del destino, y deferencia de Iberia por ser viajero frecuente).
Padezco el jet lag típico de los recién llegados. Me tomará unos 2/3 días adaptarme al nuevo horario ( 6 horas de diferencia horaria entre Peru y España ) Así que escribo estas líneas, para forzar el sueño, si fuera posible recuperarlo.

Voy a estar unas 2/3 semanas en Lima, concentrado en 2 producciones audiovisuales : la cantata Dietrech Bonhoeffer ( que planeamos estrenarla en México el próximo Octubre, y desde ahí recorrerá el mundo ) y un disco con canciones compuestas por una cantautora de la Orden de las Mínimas, y que saldrá en español e italiano ( Ya os contaré más detalles de todo esto ).

Desde hace más de 30 años, tengo la costumbre de realizar muchos de mis proyectos en Sudamérica ( alternando con los trabajos que realizo habitualmente en USA y Europa ).

He creado equipos de producción en Costa Rica, en Argentina…ahora en Perú.
Me encanta descubrir talentos jóvenes y apostar por ellos. Como latinoamericano que soy yo mismo, de nacimiento ( salí de Uruguay a los 17, providencialmente unos meses antes del golpe militar. En esa época también andaba enredado, como tantos jóvenes, en temas políticos, con los sindicatos de estudiantes, y la verdad, no se dónde hubiera terminado si no hubiera salido, a muchos de mis compañeros no les fue tan bien… ) Como latino de origen, digo, valoro el talento y la energía creativa de estas tierras. Me encanta dar oportunidad a otros, como yo tuve la suerte que me la dieran a mi.

Y el latinoamericano es muy talentoso por naturaleza, muy creativo, muy pasional en su entrega. No siempre encaja en el concierto internacional por su particularidad de carácter y talante. Una empresa europea de cualquier rubro, prefiere aveces trabajar con un japonés o un asiático, por ejemplo, más metódico y cumplidor, que con un latino…quizás más genial y creativo, pero completamente imprevisible en cuando al rigor profesional. Las cosas aquí van a su tiempo y a su manera. Yo he nacido en estas tierras, además de amarlas – y a sus gentes – creo que también las entiendo.
Por eso me siento relativamente cómodo en este entrañable ” caos “, ja…

Ahora estamos en pleno verano en Sudamérica. En Europa entrábamos recién en los rigores del invierno. Hay que hacer un click en el cuerpo, también, para adaptarse, pero yo lo hago encantado de la vida : particularmente amo el calor, me pone de buen humor, je.

Estaré por estas tierras peruanas unas 3 semanas, regreso a casa en España por una semana y vuelvo a salir a tierras americanas en Marzo. Esta vez para realizar varios capítulos de mi nueva serie de televisión: CANTA Y NO LLORES, para EWTN.
Grabaremos los programas en Panamá, Costa Rica, Guatemala, y luego en Mayo en México.

Es una oportunidad de dar a conocer a una audiencia internacional ( EWTN puede verse en Sudamérica, Europa, Asia, y en Norte América, claro ) a tantos talentos musicales que trabajan en el campo de la música espiritual contemporánea – que es en el que yo me muevo – y que raramente son conocidos fuera de sus propios países.

“Sangre sudor y lágrimas “, decía Churchil que había costado la reconquista de Europa, en manos de los Nazis, el siglo pasado. De estos tres elementos, yo suscribiría – en mi particular campaña – el sudor, sin duda, ja….Las lágrimas… sí , aveces también, por qué no reconocerlo. La ingratitud – por ejemplo – es uno de los ingredientes que vienen incluidos en este paquete de abrir caminos, y que me ha provocado más de una herida en el alma. Y la sangre…bueno, no hemos llegado aún a tanto…aunque en mis últimas visitas a México, he andado bordeando el asunto ( …y no cuento más para no preocupar al personal familiar ).

Bueno, ya ha amanecido. Creo que vuelvo a tener un poco de sueño. Voy a ver si pego una cabezadita, antes de empezar el día.

Comentarios

comentario